Verano Activo 2018

En 2013 nació el programa Verano Activo para brindarle a la niñez morelense una opción de actividades culturales y recreativas durante el periodo vacacional.

Durante cinco años consecutivos se logró que niños, niñas y juventudes, tuvieran acceso a espacios participativos para experimentar un aprendizaje significativo y obtener herramientas para la vida cotidiana mediante el desarrollo de la creatividad a través de disciplinas artísticas, actividades deportivas, actividades recreativas, cantos y juegos, cuidado del medio ambiente y del patrimonio cultural. Y a la vez se ha difundido la conciencia sobre el cuidado del planeta en el que vivimos, y contribuido a estrechar los lazos con su comunidad, su patrimonio y sus tradiciones.

Este año tuvimos la fortuna de participar en los espacios designados en Tepoztlán. Mi Cabeza esta llena de Colores fue colocado en Santo Domingo Ocotitlán durante dos semanas y una en San Andres de la Cal.

Agradecemos al equipo de trabajo en Tepoztlán por haber sido quienes nos abrieron las puertas y nos permitieron poder compartir este maravilloso cuento con la niñez tepozteca.

Share

El gran Chinelo

Del error al imponente Huehuetzin

Durante cuatro años Enrique fue quien colaboro y trabajo en la producción de las obras de Flyingbeetle, un hombre tepozteco de pocas palabras vistió un dia de carnaval con elegancia el representativo traje de chinelo.

Según la Casa de la Cultura de Tlayacapan, en 1850 cuando un grupo de jóvenes nativos del lugar, cansados de verse excluidos de las fiestas de Carnaval, ya que ellos mismos debían respetar el ayuno para poder bailar de manera correcta y poder comer bien, en cuaresma organizaron una cuadrilla, se disfrazaron con ropa vieja, tapándose la cara con un pañuelo (o pedazo de manta) y empezaron a gritar, a chiflar y a brincar por las calles del pueblo, burlándose de los españoles. Esta improvisación tuvo gran éxito, se rieron y hablaron mucho de ella, tanto que al año siguiente se organizó de nueva cuenta. Es así como tomó forma el personaje de los “huehuetzin”, palabra náhuatl que significa “persona que se viste de ropas viejas” (todavía algunos chinelos usan esta palabra para llamarse entre ellos). Año tras año, a medida que se hacía más popular, la fiesta se ritualizaba y el personaje evolucionaba gradualmente. Para representar a los españoles se les añadieron barbas a las máscaras y apareció el nombre de chinelo.

Judy, fundadora de flyingbeetle, capturo el momento en que Enrique vestia el maravilloso traje negro, entonces decidió enviarlo a imprimir en lona, debido a la confusión de números y mediciones entre México y Estados Unidos, la superficie de la impresión resulto ser mas grande de lo que se esperaba, muchísimo mas…

Un traje negro y bordeado con olanes blancos y marabú aterciopeladas del mismo color que su sombrero es adornado con imágenes de historias indígenas con chaquira con alto detalle y calidad, chaquiron y canutillo, así como un volantón al óleo en la parte trasera, Enrique detrás de la mascara de aquellas rosadas mejillas, y la larga y picuda barba se encuentran ahora en Rancho Santo Cristo, un centro ecuestre a diez minutos del centro de Tepoztlan. Herraduras, trofeos y refranes escritos por la familia De Mesa llenan las paredes de estilo colonial. Carretas, macetas y plumajes extendidos de pavos reales adornan los espacios al aire libre. Y ahora el Gran Chinelo es parte de la decoración de este fascinante lugar.

 

 

 

 

Share

El lago y los colores

Tequesquitengo

En este inicio de año nos hicieron una invitación a participar en el proyecto artístico que estarán realizando la Psicóloga Marisol Hernández y la artista Arely Mundo por parte de la USAER Unidad de Servicio de apoyo a la Educación Regular en el Estado de Morelos.

Con el fin de compartir nuestro trabajo, colaboramos con la instalación del cuento Mi Cabeza esta llena de Colores en la Telesecundaria Niños Héroes del municipio de Tequesquitengo, Morelos. El cuento fue colocado el la barda que se encuentra en la entrada de la escuela, logrando una composición de tonalidades que se ensamblaron perfectamente con la magnifica vista con la que cuenta la escuela del característico Lago de Tequesquitengo.

Por otro lago, también realizamos la colocación de la colección de tapones de llantas, Colores Rodantes se encuentra en uno de los muros mas grandes. Sus formas circulares nos permitieron jugar con su instalación, además de ser el primero en causar impacto en los estudiantes quienes comentaban cual era de su preferencia, y porque.

Como nos encanta ver crecer nuestros proyectos y hacerlos girar, hicimos una invitación a los estudiantes a participar en nuestra exposición rodante, exhortándolos a pintar y a crear sus propios tapones de llanta.

Agradecemos a Marisol por esta maravillosa invitación, que nos sembró una vez mas la semilla del anhelo por compartir e involucrar a quienes gusten participar en un proyecto que tiene vida, que a traves de sus giros pretendemos dejar algo significativo en la vida de quienes intervienen o al menos son espectadores.

Mi Cabeza esta llena de Colores

 

 

Lago de Tequesquitengo
Share

Colores Rodantes

Colores Rodantes

Azul loco y verde loco 
del lino en rama y en flor. 
Mareando de oleadas 
baila el lindo azuleador. 

Cuando el azul se deshoja, 
sigue el verde danzador: 
verde-trébol, verde-oliva 
y el gayo verde-limón. 

¡Vaya hermosura! 
¡Vaya el Color! 

                        
Gabriela Mistral Fragmento del poema ¨Ronda de Colores¨
Colores rodantes es un proyecto artístico que surgió hace aproximadamente 18 años en Harts Lane al este de Brunswick, cuando Atilla Soltez el propietario de un negocio de ventas y reparación de automóviles invito a varios artistas a elaborar un diseño para la valla de su propiedad. Atilla coloco un vocho partido por la mitad delante de la valla. Era una gran idea asi que decidimos usar otros elementos en el mural, un ensamblaje. Tapones de llanta fueron utilizados como lienzos.
Continuando con el proyecto, Atilla patrocino varios de los siguientes tapones de llanta, pero los artistas también consiguieron los suyos. Se limpiaron bordes de carreteras y se entregaron a la escuela Mckinley quienes los presentaron pintados por las manos de pequeños artistas para fin de año del 98.
A partir de entonces el proyecto siguió creciendo, al rededor de 160 tapones llegaron de Francia, Venezuela, y varios estados de Estados Unidos, en ellos participaron desde un pequeño Niño de 4 años hasta una mujer de 93 años. Para Diciembre del 98 el proyecto visito la galería Cork Avery Fisher Hall del Lincoln Center, también la Universidad de Medicina y Odontología de Piscataway en Nueva Yersey, incluso un Festival en Atlantic City en el 99.
El proyecto traspaso barreras virtuales y a traves de Internet artistas invitados comenzaron a enviar sus tapones, tanto reales como virtuales se combinaron perfectamente en una línea en le ciberespacio, uno detrás del otro. Actualmente en México se presenta nuevamente, ahora también con la participación de mexicanos, amigos, conocidos y artistas para desempolvarse y renovarse. A finales del 2017 se expuso en el Papalote Museo del Niño de la ciudad de Cuernavaca, Morelos, con gran éxito los tapones siguen rodando, explorando y llenándose de colores.
Colores rodantes juega con los tonos, con la imaginación y la creatividad de cada uno de sus colaboradores.
Ser creativo no se reserva para los artistas, por lo tanto exhibimos el reflejo y muestra de diferentes maneras de pensar, personalidades, motivos y contextos sociales.

It is a challenge to write about one episode in a project that has gone on about 18 years. Trying! Lots was never written about. A teacher at a New Brunswick school, friendly, imaginative, dependable, way in the beginning she wanted to participate in the hubcap show with her students. We gave her 45 hubcaps and in about 2 or 3 weeks she returned them all to us painted. We then took them to the University of Medicine and Dentistry-Robert Wood Johnson Medical School, in Piscataway, NJ. We hung them vertically in the Great Hall. We had a bad camera..the lighting was also bad..We had no Photoshop back then..all we have is memories..mostly! Here comes the story.

J.C. Sarpong is a good friend of mine and gifted sculptor. We were exhibiting his bronze sculptures at the student center of RWJMS-UMDNJ. So J.C. was familiar with what was going on. He saw an opportunity where he could help. His roomies took videos. They had equipment, skills. The way I remember it we took the video of hubcap related images and activities. We were happy with it and passed it on to J.C. to make a copy or 2.

He did that and delivered back to me a VHS which I promptly delivered to the teachers desk at the school. She wasn’t there. I left it on her desk and went on with the day. Maybe at this point you can anticipate where this is going and can finish the story yourself!!!!
At this point it does get very hard to continue. Suddenly my box of crayolas spills over to a zillion nuances..the teacher called me a little latter in the day..horrified..incredulous what did you leave on my desk!!!!!
J.C.s roomies had illicit video activities..in truth they did have the equipment and skills..and also a sense of humor…reminds me always of the kind of accidents young people have when they have had too much to drink..they switched our VHS for another.
So, all our collective good will, imagination, efforts was be-smirched…blotted out..why the hell not..did we think it would be different for us!!?? have to stop..intermission.

We were given the opportunity to paint a mural on this wall when before we had even begun, the owner placed half a VW beetle in front of it. We took a photo and sent photocopies out to schools. We got back 267 colorings, one of which was painted on the actual VWbefore it was hoisted up onto the wall. The wings were made by Christopher MacKinon. The rest of the colorings we had laminated with magnets placed on the back. They were stuck all over our fire engine red truck which we would drive around town. We even had one come in by email from Indonesia.
Share

Soñando y viajando

Soñando y Viajando

 

Marzo se creo de sueños transformados en manos…

Este mes La Sombra del Sabino nos hizo una invitación para participar en el evento artístico que realizan anualmente en la que colaboran varios artistas, quienes realizan proyectos de pintura, poesía, escultura y música en diversas escuelas de Tepoztlan, Morelos. Participaron al rededor de 400 niños, cuatrocientos pequeños artistas.

Nosotros decidimos realizar El Árbol de los Sueños.

Quince minutos de prestar atención a la música en completo silencio fueron suficientes para que los pequeños de 4to y 6to grado de la escuela Benito Juárez de el poblado de San Andrés de la Cal trazaran sus sueños, un viaje a través de los colores.

Cincuenta guantes de látex rellenos fueron los lienzos. Plumones de todos los colores les permitieron proyectar de mano a mano lo que los hace soñar, lo que los hace viajar, lo que les inspira…

La exposición se realizo en la Casa de Cultura de Ixcatepec, en la cual se presentaron las obras de todos los pequeños, entre ellos las esculturas de sus viajes a Africa, las pinturas de quienes viajaron imaginariamente a Australia, el desfile de maletas y mochilas, los ensambles musicales, quienes se presentaron magníficamente utilizando elementos como cucharas, vasos, una pequeña con la trompeta que casi igualaba su tamaño.

El Árbol de los Sueños se exhibió en uno de los pilares tubulares que se encuentran en la estructura de la Casa de Cultura, fue una coincidencia extraordinaria ya que Hands in Line que es básicamente el mismo proyecto se presento hace un par de años en Estados Unidos de la misma manera, solo que esta vez el pilar estaba colocado ahí, listo para ser utilizado…

Share

Hubcaps