La historia del vidrio roto

La historia del vidrio roto

Hace mucho, mucho tiempo, en mi anterior vida, residía al lado de una madre soltera con cinco hijos: Charlie (el más joven, de alrededor de cinco años), Dianne de quizá diez años, otro, mi favorito cuyo nombre siempre olvido que tendría unos once años, Wayne de trece y Barbara de 14. Dos de los niños mas jovenes tenian problemas mentales, Charlie estaba sufriendo para aprender a ir al baño ya que únicamente contaba con sus hermanos para guiarlo, los hermanos y hermanas pueden ser bastante crueles con sus hermanos menores, sobretodo si se trata de temas como ir al baño… Ya estoy divagando! volviendo al tema, la historia del vidrio roto!

Mi vecina, madre soltera y sus hijos parecían no tener suficientes problemas por cuenta propia, así que les encantaba adoptar a perros callejeros, uno de estos era enorme, tan grande que fácilmente podía hacerse pasar por una vaca pequeña; era un enorme perro marrón. A este animal lo alimentaban con comida enlatada, generalmente se encontraba en un pequeño jardín con olor a establo, otras veces permitian que el perro entrara a la casa, a lo mejor cuando intentaban limpiar el jardín, de seguro el can se mantenía ocupado investigando el interior de la casa.

Barbara, joven y adorable, con apenas catorce años de edad, entra a la casa después de haber limpiado un pedacito de jardín y lleva consigo un fresco trozo de caca de perro, esto hace que entre en pánico porque estaba ensuciando toda la casa y termina metiendo su brazo completamente estirado a través de los vidrios de un armario chino exhibidor. Seguido a esto la madre soltera recibe una llamada en el trabajo, sale corriendo al hospital… Familia pobre, soltera, muchos papeles que llenar y el tiempo corría… la hermosa y joven Barbara casi pierde un brazo ese día.

Ahora varios años después, yo y mi esposo hungaro vivimos en Mexico con una gran familia Mexicana, el lugar rebosa actividad, al pasar de los años han iniciado y cerrado negocios, así que hay una gran cantidad de platos de vidrio que anteriormente eran exhibidos, para la venta apilados en el exterior, escondidos detrás de algunas plantas. Pronto siguió aumentando la cantidad de platos de vidrio y ahora hay una gran variedad de estos recostados en la pared externa de una casa en la que vive una madre soltera (encargada de la limpieza de la propiedad) y su hija,otra joven y adorable niña.

Hoy en dia tengo 74 años y he sido madre, asi que tambien guardo unas cuantas memorias propias. Mi esposo y yo llevamos viviendo en este lugar trece años e intentamos ayudar en la medida de lo posible. Cuando recién llegamos, la parte trasera del terreno en el que todos vivimos estaba llena de hierbas y se usaba para colgar ropa, actualmente en esa área está la casa de la encargada de limpieza, al lado se construyó un taller de trabajo-lavandería,el segundo piso cuenta con un estudio de arte cerrado y otro al aire libre, en una especie de terraza techada, finamente en el techo hay un área para secar ropa al sol. Nunca hay suficiente espacio para hacer realidad todas las cosas que quisieras hacer o que ves posibles.

En este lugar las cosas siempre se están moviendo de un lugar a otro! no es de extrañar que los platos de vidrio terminarán en dos lugares distintos, algunos de los platos de vidrio no representan peligro porque están rodeados por una muralla de plantas, sin embargo los platos junto a la casa de la madre soltera y su hija están expuestos. Mi esposo y yo tenemos la costumbre de simplemente mover un poco las cosas, sin mucha necesidad de hablar, solo las cambiamos de lugar, es así como decidimos mover un gran trozo de lona pintado que solía tener en una pared del estudio exterior de arte, al piso de abajo, esto para cubrir los platos de vidrio, cubriendolos con la lona y minimizando el peligro de que la joven niña sufriera un accidente. Cada vez que veía los platos de vidrio no podía evitar pensar en la tierna Barbara!. Vivimos en Tepoztlan, Morelos aquí la temporada de vientos puede ser bastante fuerte; hace pocos días el viento cambió el ángulo de la lona, dejándola toda torcida cubriendo parcialmente los vidrios, yo pensé que la madre soltera iba a acomodar la lona, pero en lugar de esto, la lona desapareció, pero claro! los vidrios seguian alli!

Esta familia con la que vivimos esta siempre muy ocupada, haciendo miles de cosas, yo imagino que llevaron la lona a algún otro lugar para otro proposito, quizá para emplearla de trampolin o para cubrir algo ya que soy yo quien es artista y encuentra la pieza de arte en esta lona como algo precioso.

Share

Mural de Flores

 

Floreando la primavera

Mi madre me dijo un día floreando la primavera
Floreando la primavera mi madre me dijo un día
(Mi madre me dijo un día floreando la primavera
Floreando la primavera mi madre me dijo un día)
Con mucha sabiduría que la vida la viviera
Que la vida la viviera con mucha sabiduría
Con mucha sabiduría que la vida la viviera
Que la vida la viviera con mucha sabiduría

Mi mama me dijo que sembrara flores
Que saliera al campo a buscar amores
Mi mama me dijo que sembrara flores
Que saliera al campo a buscar amores

Los Cojolites

 

 

Inevitablemente nuestro trabajo siempre termina siendo una ofrenda a la gran musa, creadora de vida, la tierra.

Este muro pertenece a la familia Ortiz, un gran muro que esconde el misterio del eco, en donde las historias retumban.

La idea era hacer un regalo visual a la cotidianidad y la curiosidad.Un enorme arreglo floral, flores endémicas de Tepoztlán y gracias a la orientación de Carlos Cuellar pudimos realizar una selección de ellas.

Entre los verdes cromáticos destacan las de los tonos amarillos que cada Noviembre perfuman el ambiente, flores de Mayo sin respetar estación, colores vivos, rojos fuerza, flores abiertas y botones esperando su tiempo…

Mural sobre Calle Cumbre Barrio de La Santísima Tepoztlan Morelos.

 

Continue reading “Mural de Flores”

Share

Entrega de Cuentos

 

Estamos muy contentos de poder compartir en nuestra bella comunidad el cuento “Mi cabeza está llena de colores”. Y también aprovechamos para agradecer a quienes han hecho esto posible con su ayuda y aportaciones.

Al H. Ayuntamiento de Tepoztlán, a las donaciones y a los profesores quienes realizan una hermosa labor con estos maravillosos niños.
Todavía contamos con ejemplares listos para ser compartidos y coloreados.

Documentación de entregas realizadas:

Primaria General Emiliano Zapata Col. Tierra Blanca

Primaria Francisco I. Madero Col. Ixcatepec

Primaria Gregorio Torres Quintero Amatlan de Quetzalcoatl

Posada en Colonia de La Navidad

 

 

Share

La Cuenta de Flying Beetle – espanol

La Cuenta de Flying Beetle  – espanol

Hace mucho años (en un reino cerca del mar) un guapo príncipe húngaro regalo la mitad de un Volkswagen a un grupo de artistas. Ellos lo aceptaron agradecidos. Esto fue en el año de 1999. Para empezar elaboraron 300 copias fotostáticas en blanco y negro del Volkswagen .

267 copias regresaron, no todas fueron hechas por niños. Para entonces el Volkswagen había alentado el crecimiento de un proyecto tributario “El show magnético itinerante”. Durante los siguientes dos años las copias coloreadas fueron transformadas en imanes los cuales envolvieron una furgoneta roja de los bomberos, sorprendiendo así a la gente en el tráfico, en los semáforos y en las curvas en el camino. ¡Mira mamá! Ahí va el show magnético itinerante, ahí está el mío. Esto es lo que quería, eso hizo mi día.

Pero no termina ahí … Un espacio natural para estas pequeñas piezas de arte magnético son las puertas de los refrigeradores. Así que comenzamos una búsqueda, ¡y encontramos muchos rápidamente! Estas puertas con los imanes en ellos fueron llevadas a la Cork Gallery de Lincoln Center, Nueva York. Las puertas se colocaron en una pared corta y en una pared muy larga se instalaron todos los tapacubos pintados con pintura. Todo estaba conectado. Las dos ideas encajan. El más joven para pintar tenía 4 años. La mayor era una hermana canadiense de 92 años. El artista que más lejos viví en Francia.

Share

Proyecto escolar Mi Cabeza esta llena de Colores

Estamos muy contentos de compartir todo este año con las primarias de nuestro querido pueblo.

Estamos realizando un proyecto para promover la lectura a través de la creación de autorretratos. 

Para esto instalamos en las escuelas nuestro maravilloso cuento “Mi Cabeza esta llena de colores” y realizamos una lectura en conjunto.

Buscamos que cada niño se sienta identificado con Maria, nuestro personaje principal, y que en un labor de auto conocimiento y aceptación reflejen en su retrato, quienes son, que hay en sus cabezas, que los rodea y que los representa. 

Maria es Juan, es Luis, es Antonio, es Renata, Maria es todos.

Cada cabeza es un mundo.

 

Share

Zócalo – Día del Niño

Este 30 de Abril celebramos el día del niño y participamos en los festejos realizados en el zócalo de Tepoztlan con la colocación del cuento mi Cabeza esta llena de Colores.

Fue un día de alegría, niños corriendo y jugando por todos lados, niños convertidos en super héroes o en animales con colores por todos lados, regalos, risas, familias acompañando a los mas pequeños en su celebración y Maria y su cabeza llena de colores rodeo el área de juegos de mesa. Una tarde que dio tiempo para todo.

 

 

 

Share

Flying Beetle Story – English

                                     The story of Flying Beetle By Judith Wray
Many years ago (in a kingdom by the sea) a handsome Hungarian prince gave half a Volkswagen to a group of artists. They accepted it gratefully. This was in the year 1999. To begin with, they produced 300 black and white photocopies of the Volkswagen and distributed the copies to 4 schools in New Jersey to be colored.
267 copies returned, not all were made by children. By then the Volkswagen had encouraged the growth of a tributary project “The Traveling Magnetic show”. During the next two years the colored copies were made into magnets stuck to our fire engine red van, thus surprising people  at traffic lights and  curves in the road.   Look Mom!  There is the traveling magnetic show, and there is mine on the side of the van!                                   

That is what I wanted. That made my day! To bring art out into  the street.
But the story does  not end there … The natural space for these small magnetic pieces of art are the doors of  refrigerators. So we searched and  found manyrefrigerator doors quickly! These doors with the magnets on them were taken to  Lincoln Center’s  Cork Gallery, New York City as part of the HUB-MAG Show which included a large collection of painted hubcaps from artists and community. The youngest person submiting a painted hubcap was 4 yr old. The oldest was a 92 yr sister in Canada!  The furthest – France!

Share

PINOCHO -reproduced by Karina Morales

Share

El Lago

A painting by Kiki Suarez reproduced on a wall in Tepoztlan, at Calle Corregidora , next to an old water trough for horses.  By Hermes and Enrique.

Share