Ballena monocroma

El Canto de las ballenas 

Dyan Sheldon

La abuelita de Lili comenzó así su relato:

“Hace tiempo había ballenas en los océanos.

Eran grandes como colinas y pacificas como la luna…

…Eran las más extraordinarias criaturas que jamás podrías imaginar.”

Lili saltó sobre el regazo de su abuela.

“Me sentaba al final del muelle a esperarlas…

…Aveces me quedaba allí durante todo el día y durante toda la noche, hasta que de repente las veía llegar desde muy lejos. Avanzaban danzando a través de las aguas…”

“¿Y cómo sabían que tú estabas allí abuela?”, pregunto Lili.

“¿Cómo te encontraban?”

La abuela de Lili sonrió

“Ah, tenías que llevarles algo especial. Una caracola o una piedra en formas perfectas.”Y si tu les gustabas, las ballenas aceptaban tu regalo.”

“¿Y qué te dieron abuela?” preguntó Lili 

“¿Qué has  recibido tu de las ballenas?” 

La abuela de Lili suspiró

“Una o dos veces”, le susurró “una o dos veces las oí cantar.”

Fragmento del cuento “El canto de las ballenas” de Dyan Sheldon

Ba-llena
Nuevo mural en calle corregidora Barrio de la Santisíma Tepoztlán Morelos México.
Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *