La Cuenta de Flying Beetle – espanol

La Cuenta de Flying Beetle  – espanol

Hace mucho años (en un reino cerca del mar) un guapo príncipe húngaro regalo la mitad de un Volkswagen a un grupo de artistas. Ellos lo aceptaron agradecidos. Esto fue en el año de 1999. Para empezar elaboraron 300 copias fotostáticas en blanco y negro del Volkswagen .

267 copias regresaron, no todas fueron hechas por niños. Para entonces el Volkswagen había alentado el crecimiento de un proyecto tributario “El show magnético itinerante”. Durante los siguientes dos años las copias coloreadas fueron transformadas en imanes los cuales envolvieron una furgoneta roja de los bomberos, sorprendiendo así a la gente en el tráfico, en los semáforos y en las curvas en el camino. ¡Mira mamá! Ahí va el show magnético itinerante, ahí está el mío. Esto es lo que quería, eso hizo mi día.

Pero no termina ahí … Un espacio natural para estas pequeñas piezas de arte magnético son las puertas de los refrigeradores. Así que comenzamos una búsqueda, ¡y encontramos muchos rápidamente! Estas puertas con los imanes en ellos fueron llevadas a la Cork Gallery de Lincoln Center, Nueva York. Las puertas se colocaron en una pared corta y en una pared muy larga se instalaron todos los tapacubos pintados con pintura. Todo estaba conectado. Las dos ideas encajan. El más joven para pintar tenía 4 años. La mayor era una hermana canadiense de 92 años. El artista que más lejos viví en Francia.

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *